¿QUIERE PROBAR ESTE COCHE?

Motorpoint


OTROS DATOS


JD POWER MotorpointMotorpointMotorpointMotorpointMotorpoint
         NCAP
MotorpointMotorpointMotorpointMotorpointMotorpoint
Fecha reemplazamiento: 2014
Valor residual: 60%
Fecha de la prueba: 27/09/2008



RIVALES


Alfa Romeo 147 1.9 JTD Distinctive
PVP: 21.850 € - 120 CV

Audi A3 Sportback 2.0 TDI Ambiente
PVP: 28.750 € - 140 CV

BMW 118d
PVP: 26.900 € - 143 CV

Citroën C4 2.0 HDi Exclusive
PVP: 20.670 € - 136 CV

Honda Civic 2.2 i-CTDi Executive
PVP: 24.200 € - 140CV

Hyundai i30 2.0 CRDi Premium
PVP: 23.000 € - 140CV

Mazda  3 5p Active+ CRTD
PVP: 22.250 € - 143CV

Opel Astra 1.9 CDTi Cosmo
PVP: 20.300 € - 120CV

Peugeot 308 Premium 2.0 HDi FAP
PVP: 22.300 € - 136CV

Renault Mégane Exception 1.9 dCi
PVP: 20.887 € - 131CV

Seat León 2.0 TDI Sport-up
PVP: 21.947 € - 140CV

Toyota Auris 2.0 D-4D Sol
PVP: 20.250 € - 126CV

VW Golf Highline 2.0 TDI
PVP: 24.635 € - 140CV
Motorpoint Prueba Coches
Lancia Delta Oro 1.6 Jtd
PVP: 23.590 € - 1.6c.c. - 120 CV - Diesel
MotorpointMotorpointMotorpointMotorpointMotorpoint

Prueba realizada por Carlos Reyna y Carlos Cubillo

MotorpointMotorpoint

OTRAS VERSIONES

Lancia  Delta Argento 1.4 Turbo Jet
18.990 € 120 cv gasolina

Lancia  Delta Oro 1.4 Turbo Jet
22.490 € 150 cv gasolina

Lancia  Delta Oro 2.0 Multijet DPF
25.090 € 165 cv diesel

Lancia  Delta Platino 1.9 Multijet Twin Turbo
28.990 € 190 cv diesel

El resurgir del mítico Lancia Delta

.::. La historia británica de la industria del automóvil ha mantenido su más pura tradición. Algo ubicado al desastre que han salvado algunas de las marcas más clásicas, como es el caso de Jaguar con el lanzamiento del nuevo XF.


Era un retorno esperado este del Lancia Delta para conocer como el fabricante italiano había asumido un largo periodo de tiempo sin un vehículo de referencia en un segmento clave como el compacto y lo cierto es que la reaparición ha sido un ejemplo de ruptura en muchos conceptos, muchos a favor y alguno que otro en contra.

MotorpointEl nuevo Lancia Delta nada tiene que ver con aquel atractivo modelo de culto que significó en su nacimiento de la mano de Giugiaro, ni tampoco con la personalidad del que encadenó cinco campeonatos mundiales seguidos de rallys entre el final de los ochenta y el principio de los noventa.

Ahora se presenta un coche muy llamativo por la originalidad de líneas y también por unas dimensiones (4,5 metros de longitud y 1,8 de ancho, junto a 2,7 metros de batalla) que le ubican a medio camino entre los compactos y el segmento superior que en su día, para la marca italiana, representó el Lybra.

Lancia siempre ha sido muy italiana en sus trazos externos y aquí no se ha desviado de la tradición, dotando al nuevo Delta de una arquitectura llamativa y con muchas pinceladas originales.

Una de estas pinceladas esta en el frontal con una muy bonita calandra al más puro estilo del Thesis, y una toma de aire muy baja y estirada, de dimensiones más contenidas. Los faros reciben las formas a la más última moda con esa punta de flecha a la que parece nadie quiere sustraerse.

Las mayores innovaciones se dejan ver atrás con unos muy cantones pilotos con grupos ópticos de tecnología Led, estirados de arriba a abajo, sobresaliendo bastante del portón y con una ubicación excesivamente lateral. El portón toma una forma muy agresiva con músculo y con un dibujo que llama la atención. Su apertura deja una buena boca para introducir objetos grandes en un maletero capaz, que puede aumentar su volumen de carga con un simple desplazamiento hacia adelante de los respaldos de la fila trasera.

última con una línea de cintura en progresión desde el capó al tercer pilar y una considerable superficie acristalada que ayuda mucho en la panorámica para conducir. Motorpoint

La ampliación de dimensiones tiene traducción en una habitabilidad interior de berlina de segmento superior. Los asientos delanteros, quizás, por excesivamente grandes, no sujetan del todo bien. Y en la trasera hay elementos de comodidad como poder reclinar casi totalmente el respaldo hasta convertirse casi en una cama.

En los elementos decorativos se han impuesto materiales imitación de compuestos y cromados que restan ese plus de lujo del que siempre ha hecho gala esta marca. Por decirlo claro, se trasluce sin disimulo un recurso excesivo al plástico.

Por lo demás, la instrumentación interior y los elementos de control están en una buena disposición visual y manual por lo que este coche no precisos de innecesarias distracciones en su manejo. La palanca de cambios engrana bien, pese a cierto efecto batidora y recorridos algo largos.

El motor probado en el Delta es el diesel 1.6 Multijet de 120 CV, que sustituye al 1.9 de la misma cilindrada y que se está convirtiendo en uno de los referentes motrices de todas las marcas del grupo automovilístico italiano.

Aquí, en el Delta, ha refrendado el buen comportamiento que ya se percibió en el Fiat Bravo y lo bien que, sin perder grado de respuesta, ha solventado la sobriedad de un consumo, ya en los parámetros Euro 5, y llevado a la práctica, en un gasto de poco más de 7 litros cada cien kilómetros durante el ejercicio de la prueba.

Lo más llamativo de su comportamiento ha sido el muy bajo régimen (1.500 revoluciones) en que entrega la mayor parte de su fuerza y la excelencia, sin desfallecimientos, en cómo prosigue la misma hasta el umbral de las 4.000 revoluciones donde su impulso se viene abajo.

En la convivencia con la caja manual de seis velocidades hay un buen acompañamiento de registros y en sexta velocidad tiene el margen para los estiramientos sin necesidad de recurrir a cambios que insuflen mayor régimen de giro.

Aunque el Lancia Delta ha dejado un amplio catálogo de opciones, la dinámica de este coche es factor en su favor sin la mínima discusión. El coche se deja llevar con suma nobleza y cuadra con total aplomo la entrada en curva, saliendo del mismo con igual o parecida solidez. Se agarra bien al firme y se mantiene bien posado aún en altas velocidades o en condiciones climatológicas adversasComo el fuerte viento de costado.

Otros elementos como la dirección dejan sentir blandura en exceso y eso que equipa de serie el sistema “city” para suavizar los movimientos de volante en maniobras como los aparcamientos. Los frenos cumplen con eficacia y el sistema antibloqueo no se muestra muy intrusivo.

De precio, se acerca a las tarifas de los Premium, aunque mantiene respecto a ellas una medida distancia. Los elementos decorativos y el no muy profuso equipamiento de serie le restan nota en este apartado.



PUNTUACIÓN



Estabilidad

7

El estilo "retro" que caracteriza al Delta, está presente allá por donde le miremos. Su alargado y afilido morro, así como los faros de tecnolgía LED, ensalzan su figura.

Estabilidad

7

Con un adecuado equilibro entre peso- potencia, y un buen reparto de pesos, el Lancia Delta sorteará satisfactoriamente los retos que le propongamos.

Confort

8

Es una de sus mejores premisas. Tiene de todo y para todos los gustos. Además, puede personalizarse gracias a la variedad y combinación de colores en su tapizado. Cinco personas viajan cómodamente sobre unos asientos anatómicos y ajustables.

Terminación

6,5

Sigue la misma línea que los vehículos italianos, el diseño del salpicadero tiene un toque innovador pero los materiales empleados en su fabricación no ofrecen una excelente calidad táctil.

Prestaciones

7

El propulsor diesel 1.6 Jtd destaca por su magnífico consumo de escasos 5litros/100km.En cuanto a cifras su rendimiento es satisfactorio para un uso urbano y mixto.

Habitabilidad

7,5

Es el más largo de todos sus competidores dentro del segmento donde milita. Por lo tanto, ofrece un habitáculo cómodo para cinco pasajeros con un maletero de 540 litros de capacidad, el más amplio de toda la oferta disponible.

Precio

7

De precio, se acerca a las tarifas de los Premium, aunque mantiene respecto a ellas una medida distancia. Los elementos decorativos y el no muy profuso equipamiento de serie le restan nota en este apartado.

Nota Final

7,3

© WWW.MOTORPOINT.COM 2008
Resolución óptima 1027 x 768